Sin Ser De Mí; Sin De Nadie.

Camino entre la penumbra de una luz – que ya no es luz –, en una noche – que ya no es noche –, recordando haber oído los versos de un yo – que nunca fue yo – que nació y murió con tres heridas. Un paseo demasiado largo que, en su dulce vaivén, tiñe los adoquines con...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies